PROPAGANDA PARA EL ENEMIGO

Sin perjuicio del significado de la presencia del fujimorismo en la segunda vuelta electoral 2021, que será motivo de otro comentario, los votos que obtuvo P. Castillo han generado preocupación en quienes confunden su capacidad sindical dentro del magisterio, con un liderazgo político extremista que no se visualiza ni registra, primero, porque proviene de una larga y no muy próspera militancia en el partido Perú Posible y segundo, porque los votos que lo encumbran en la primera vuelta en el primer lugar, constituyen votos de protesta de diversas vertientes, no orgánicos pero que lograron su cometido, mostrar un país provinciano y capaz de alzar la voz, aterrando a los conservadores y generando legítima incertidumbre en la población citadina.
Los derrotados no han tenido mejor idea que extremar las suspicacias y en vez de analizar y evaluar los acontecimientos electorales para generar una posición en perspectiva de cara a la segunda vuelta, promueven una sensación generalizada de temor sobre imágenes animadas por una campaña «inteligente» que ha llenado las primeras planas y la Internet, con símbolos y el nombre del Partido Comunista Sendero Luminoso.
A los terroristas se les enfrenta y se les gana como lo hicimos, en el plano ideológico, politico y también policial-militar, tal y como sucedió hace algunos años exitosamente, no se les regala toda una campaña propagandística en primeras planas y horario estelar que los termina promocionando gratuitamente y por la que Abimael Guzmán se debe estar frotando las manos.
Si quieren ganarle a P. Castillo, opongamos decididamente ideas y credenciales democráticas forjando una corriente que empiece reconociendo los dramas del Perú y comprometiéndose a atender a la gente, sobre todo, la mas humilde y trabajadora.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *